La Plataforma Khetane del Movimiento Asociativo Gitano de Estado Español y muchas otras organizaciones estamos asistiendo con preocupación algunos de los aspectos que tienen que ver con la gestión de la crisis de la pandemia del COVID-19 que nos preocupan enormemente.

En primer lugar, queremos señalar que nuestra organización se define como defensora de los derechos humanos y la igualdad de oportunidades para el conjunto de la ciudadanía.

Es España hay más de 3.500 mercadillos que se celebran cada semana y, detrás de ellos, 40.000 autónomos y cientos de familias viven de esta actividad económica. Al parecer Gobierno de España, a través del Ministerio de Sanidad ha dado indicaciones a las CCAA para que tomen medidas en relación con eventos deportivos, sociales, culturales, de ocio y taurinos que se celebren en cada territorio y que puedan concentrar entre 1000 y 1500 personas. Cabe decir que en «eventos sociales» entra todo, por ejemplo, los mercados de venta ambulante.

Es España hay más de 3.500 mercadillos que se celebran cada semana y, detrás de ellos, 40.000 autónomos y cientos de familias viven de esta actividad económica

Por supuesto, las organizaciones gitanas entendemos y compartimos que hay que limitar las actividades que requieran la concentración masiva de personas y bajar la actividad de nuestras ciudades y pueblos con el fin de controlar, de la mejor manera posible, esta situación de emergencia general que estamos viviendo. En este sentido también entendemos que una actividad comercial, como la venta ambulante tenga que ser cancelada durante las semanas que sean necesarias. Somos miembros de esta sociedad y no queremos ningún mal ni para nosotras y nosotros mismos ni para el conjunto de nuestra conciudadanía.

Ahora bien, en estos últimos días estamos observando con estupor, como los gobiernos autonómicos y locales indican la prohibición de la realización de los mercadillos, siguiendo las indicaciones del Gobierno de España antes mencionadas, pero no regulan la actividad de las grandes superficies comerciales en las que se acumulan miles de personas. Este hecho es un agravio comparativo inadmisible y debe de regularizarse de inmediato ya que se esta incurriendo en una injusticia de grandes dimensiones, actuando esos gobiernos de hecho, de defensores de los grandes oligopolios del comercio en detrimento del comercio local y de la economía de las minorías.

estamos observando con estupor, como los gobiernos autonómicos y locales indican la prohibición de la realización de los mercadillos … pero no regulan la actividad de las grandes superficies comerciales en las que se acumulan miles de personas.

Gestionar una crisis con ese sesgo es un reflejo de que concepción social que tienen las personas y de las organizaciones que están al frente de los gobiernos. No podemos esperar más que una rectificación inmediata y una regulación en este ámbito. Si esto no se produce, no tendremos mas remedio que afirmar que los poderes públicos se han alineado con aquellos que hace muy pocos días hacían correr el bulo (fake new) sobre la responsabilidad de los gitanos en la transmisión del COVID-19. Estas noticias, ampliamente difundidas en las redes sociales y en mensajes de audio de Whatsapp, animaban a no ir a los mercadillos para prevenirse de la infección. Deplorable expresión de odio contra los gitanos y las gitanas a las que históricamente se nos achacan la responsabilidad de todo lo malo que ocurre en esta sociedad.

Por supuesto, exigimos que los gobiernos, al mismo tiempo que implantan este tipo de medidas, contemplen ayudas especificas a sectores económicos, como lo es la venta ambulante, castigados económicamente por las dinámicas de la globalización económica, por la aparición de esas misma grandes superficies que los gabinetes de crisis están claramente beneficiando en estos días, y por las sucesivas crisis económicas. La imposibilidad de realizar su actividad comercial durante semanas va a dejar a miles de familias en este país, la mayoría de ellas gitanas, sin ingresos económicos. De la misma manera que el Gobierno de España y algunos de los autonómicos están implantando medidas de apoyo para las personas que se ven obligadas a cambiar su cotidianidad, para paliar los perjuicios económicos que puedan sufrir por ese hecho, que estudien y anuncien con urgencia medidas de apoyo a los vendedores ambulantes, como podrían ser condonaciones de los pagos del seguro de autónomo o de las licencias municipales, o apoyos de cualquier otra índole, no vaya a ser que las gitanas y los gitanos volvamos a ser los últimos. Volvería a ser motivo de vergüenza para cualquier persona decente si esto ocurriera.

que estudien y anuncien con urgencia medidas de apoyo a los vendedores ambulantes, como podrían ser condonaciones de los pagos del seguro de autónomo o de las licencias municipales, o apoyos de cualquier otra índole

Por ultimo, seria deseable que desde las instancias gubernamentales se entienda la gravedad de estas situaciones y emitan mensajes dirigidos al conjunto de la población combatiendo toda expresión de racismo y xenofobia e insten, de esa manera, a la ciudadanía a sumarse a esta causa que es la de todos y todas.

Pin It on Pinterest

Share This