Calendar

Ene
12
Dom
2020
Día del Pueblo Gitano de Aragón
Ene 12 todo el día
Feb
6
Jue
2020
Junta Directiva de la Plataforma Khetane @ FAGA Valencia
Feb 6 a las 5:00 pm – 9:00 pm
Mar
4
Mié
2020
Conmemoración de la firma de la 1ª Pragmática Antigitana en Madrid en 1499 por los Reyes Católicos
Mar 4 todo el día
Mar
8
Dom
2020
Día Internacional de las Mujeres
Mar 8 todo el día
Mar
21
Sáb
2020
Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial
Mar 21 todo el día
Mar
26
Jue
2020
Junta Directiva de la Plataforma Khetane @ Online
Mar 26 a las 12:00 pm – 3:00 pm
Abr
1
Mié
2020
Abril Mes de la Cultura Gitana en Navarra
Abr 1 – Abr 30 todo el día
Abr
8
Mié
2020
Día Internacional del Pueblo Gitano
Abr 8 todo el día

Breve historia del Día Internacional del Pueblo Gitano en el Estado Español

Durante siglos la estructura básica que ha vertebrado la sociedad gitana ha sido el linaje y la familia. Pero en la segunda mitad del siglo XX, los gitanos y las gitanas de diferentes latitudes comienzan a organizarse en asociaciones; este proceso político llega a uno de sus puntos más importantes cuando el 8 de abril de 1971 se celebra en Londres el primer Congreso Mundial Gitano. En él se institucionalizó la bandera gitana, una franja azul arriba, otra verde abajo y la rueda del carro al medio, claro simbolismo de las tierras y los cielos y de una historia errante y sin fronteras. Se adoptó como himno internacional el “Gelem, Gelem”, canción popular gitana de los países de la Europa del Este, compuesta por el gitano yugoslavo Jarko Jovanovic. Se acordó trabajar por demandar el reconocimiento de la identidad gitana por parte de las Naciones Unidas y se iniciaron las bases para la estandarización de la lengua Romaní, que se consiguieron algunos años después.

El Congreso de Londres marcaría un antes y un después en la historia más reciente del Pueblo Gitano. Nacía así un sentimiento de la gitaneidad que recordaba a la herencia de un pueblo diverso y disperso, pero que miraba al futuro afirmando su condición transnacional. No sería hasta los albores de este siglo XXI, reforzada su difusión por las enormes posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías de la información y comunicación, en especial Internet, y coincidiendo con la conmemoración del milenio de la salida del pueblo gitano de la India, cuando el Día Internacional del Pueblo Gitano comienza a adquirir una dimensión mundial.

En los párrafos siguientes reproducimos el comunicado de la convocatoria para el 8 de abril de 2002, en el que se invita a los romanís de todo el Mundo a recordar y conmemorar el milenio de nuestra salida de la región del Punjab, en la India, depositando en los ríos flores y velas encendidas.

Los gitanos de todo el mundo se reunen para recordar a sus antepasados en la Ceremonia del Río.

El próximo día 8 de abril se producirá un hecho realmente interesante: los principales ríos del mundo llevarán en su cauce miles de flores y velas encendidas. El Ganges en la India, el Danubio en la República Federal Yugoslavia y en Rumania, el Sena en Francia, el Jordán en Israel, o el río de la Plata en Argentina, son sólo algunos ejemplos de la dimensión mundial de este fenómeno.

Los responsables de este acto tan poético, que lleva el nombre de Ceremonia del Río, seremos los gitanos de los diferentes países que, de esta forma, queremos conmemorar el milenario de nuestra salida de la región del Punjab, en la India, y nuestro posterior éxodo por el mundo.

La internacionalidad del Pueblo Gitano es un aspecto difícil de representar, pero los encargados de organizar y difundir este acontecimiento han encontrado un elemento que resume perfectamente este sentir: el río, que va avanzando en su camino sin reparar en países o en fronteras establecidas por el hombre. Por eso, y por la importancia que tiene el agua para cualquier persona que inicie un camino, el río se ha convertido en el elemento central de esta próxima celebración.

Pero la historia del Pueblo Gitano y su progresivo asentamiento en los diferentes países del mundo no ha sido precisamente un camino de rosas. Los gitanos nos hemos visto obligados a luchar contra la injusticia, los prejuicios, el racismo y la xenofobia que todavía hoy entrando ya en el siglo XXI sigue estando presente en muchas regiones del mundo. Uno de los ejemplos más recientes lo encontramos en la guerra de Kosovo, dónde fueron perseguidos por los dos bandos enfrentados por el simple hecho de ser gitanos.

El recuerdo de aquellos que han padecido estas situaciones de guerra y odio étnico jugará un papel fundamental en el transcurso de los actos conmemorativos. Miles de flores y velas encendidas flotando en el agua del río, se convertirán en la representación física de este recuerdo.

La fecha escogida para celebrar la Ceremonia del Río es el 8 de abril, considerado como el Día Mundial del Pueblo Gitano. Ese mismo día, pero del año 1971, se celebró en Londres el Primer Congreso Mundial Gitano, que significó el resurgir del movimiento gitano internacional, así como su visualización para la opinión pública mayoritaria.

Así que el próximo día 8 de abril, miles y miles de gitanos nos reuniremos en las orillas de los principales ríos del mundo, de América a Australia y de Asia a Europa, para lanzar al agua flores y velas en recuerdo de nuestros antepasados, que abandonaron la India buscando un futuro mejor, y de aquellos que han tenido que sufrir en su propia piel el odio y los ataques por motivos étnicos.

De esta forma, la Ceremonia del Río reúne, en un mismo acontecimiento, la celebración por el milenario del inicio del camino y el recuerdo de todos aquellos que, lamentablemente, han padecido las dificultades de este largo trayecto.

En el Estado español, algunas organizaciones gitanas de diferentes Comunidades Autónomas comenzaron a organizar actos con motivo de este día. De esta manera el 8 de abril de 2003 las principales entidades gitanas de Cataluña, avaladas por el Parlamento Catalán, organizaron en Barcelona la primera edición Institucional del Día Internacional del Pueblo Gitano en la sede del Parlament, en el que participó su Presidente y los representantes de las principales entidades gitanas catalanas y se ofició la Ceremonia del Río en las orillas del Besós.

Más adelante, el 8 de abril de 2005, por una parte, desde el Consejo Regional del Pueblo Gitano de Extremadura, se organizaron en Mérida actos conmemorativos de este día: se realizó un acto Institucional en la Asamblea de Extremadura con la participación de su Presidente, de otros representantes políticos y de las organizaciones gitanas y se ofició la Ceremonia del Río a orillas del río Guadiana; por otra parte, en el Parlamento de Navarra, se aprobó una Declaración Institucional y se realizó una recepción a las entidades gitanas navarras con motivo del 8 de abril.

En 2006, a partir de la constitución del Consejo Estatal del Pueblo Gitano (CEPG), se da un importante impulso a esta conmemoración. Se comenzaron a organizar actos institucionales y la Ceremonia del Río a nivel estatal, y se fueron sumando cada vez más ciudades y Comunidades Autónomas.

Por su parte, en 2008, el Instituto de Cultura Gitana, del Ministerio de Cultura, organizó una gala de entrega de los “Premios de Cultura Gitana 8 de abril”, que han reconocido, desde esta fecha, los quehaceres y los méritos de los hombres y mujeres que con su labor artística o académica han enriquecido el caudal creativo de la cultura gitana y la cultura española.

Cabe destacar que en 2010, con la presidencia española de turno de la Unión Europea, se celebró en Córdoba, en torno al 8 de abril, la II Cumbre Europea de los Gitanos, que incorporó, entre sus actividades la Ceremonia del Río.

Todos estos hechos y las declaraciones de apoyo y reconocimiento a este Día realizadas por diversos líderes mundiales (la Secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton en 2010, el Presidente de Macedonia Gjorge Ivanov y el Presidente del Consejo de Europa Keith Whitmore en 2011, el Presidente de la Comisión Europea José Manuel Durão Barroso en la Cumbres Europeas de los Gitanos, entre otros) han impulsado esta conmemoración internacionalmente.

 

Abr
27
Lun
2020
Día de las Gitanas y los Gitanos Navarros
Abr 27 todo el día
May
16
Sáb
2020
Día de la Resistencia Rromani
May 16 todo el día

El dia de la resistencia es todos los dias

Cuando una fecha es institucionalizada corre el peligro de convertirse en algo folklórico. Así, nuestra batalla se revela como una batalla profundamente paradójica. Luchamos por el reconocimiento de nuestra lucha, pero, al mismo tiempo, hemos de extremar precauciones cuando dicho reconocimiento se produce, especialmente si viene desde sectores institucionales. Si permitimos que nuestros símbolos sean domesticados a cambio del traicionero reconocimiento institucional perderemos la dignidad en base a la cual nuestros ancestros se alzaron contra su opresión.

La historia es la siguiente. El 16 de mayo del año 1944, 6.000 Rromanies internados en Auschwitz Birkenau, entre los que se contaban hombres, mujeres, niños y ancianos, se alzaron valientemente contra las fuerzas de las SS para evitar su genocidio. Ese mismo día conocieron la noticia de que serían gaseados y exterminados por la noche. A pesar de la evidente falta de energía a causa de la desnutrición, el hambre y la humillación a la que eran sometidas desde su internamiento; a pesar de no contar con armas sofisticadas con las que poder hacer frente a la superioridad numérica y armamentística de sus verdugos, aquellas familias se enfrentaron juntas al ejército nazi con palos, piedras, uñas y dientes. Tal fue la fortaleza y la fiereza con la que estos seres humanos se resistieron a su masacre que los nazis no pudieron llevar a cabo su plan hasta 3 meses después, durante el fatídico 2 de Agosto de 1944.

El Porrajmos/Samudaripen, tal y como los romaníes llaman en Rromano, lengua del Pueblo Rrom, al Holocausto Gitano perpetrado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, alberga un lugar muy particular en la conciencia gitana internacional. La amenaza del exterminio representa una constante en la memoria Rromani habiendo estado presente en todos y cada uno de los países de Europa a partir de poco después de nuestra llegada al continente. De hecho, el primer intento europeo de llevar a cabo un genocidio total contra los nuestros se produjo en un país que aún hoy alardea de su pretendido tratamiento modélico hacia los gitanos: la España de la Ilustración.

Si el Porrajmos representa una herida sin cicatrizar en la memoria de la piel Rromani, el 16 de Mayo constituye una prueba de la antigua genealogía de resistencia con la que nuestro pueblo ha afrontado su sometimiento. Es nuestro deber honrar la memoria de nuestros ancestros y ancestras siendo fieles al espíritu de coraje indomable que activó la rebelión del 16 de Mayo. Nada más lejos de esto que dejarnos domesticar por celebraciones puntuales que banalizan nuestra historia y desfiguran el legado de los que nos precedieron. Ellos han convertido el 16 de Mayo en un día para sonreírnos y decirnos cuán especiales y valiosos somos. Nuestra obligación es devolver a esta fecha su verdadero lugar, una ocasión para recordarle al mundo que el Pueblo Gitano no se deja doblegar ni maltratar, que nunca permitiremos que se nos someta.

Fragmento del artículo: El día de Ressitencia Rromani es todos los días

 

 

 

Día de la Resistencia Gitana

Sostengo la teoría de que la supervivencia del Pueblo Gitano es un milagro después de tantos siglos, no solo de marginación, sino de cruel persecución que encuentra su punto de mayor gravedad tras el genocidio que contra nosotros supuso la política nazi durante la segunda Guerra Mundial.

Casualmente, en el día 16 de mayo coinciden dos acontecimientos de gran importancia en la historia reciente del Pueblo Gitano. Por eso esta fecha cobra una doble importancia La primera de todas ellas es la siguiente:

 

16 de mayo de 1940

El 21 de septiembre de 1939, Reinhard Heydrich, jefe de la Oficina Principal de Seguridad del Reich, decidió deportar a 30.000 gitanos alemanes y austriacos al Este, es decir, donde estaba el llamado Gobierno General, un lugar dentro de la Polonia ocupada por los alemanes. Pero este plan fracasó porque se opuso el general Hans Frank que era algo así como el nuevo presidente nazi de la Polonia ocupada. De hecho, gobernó Polonia ―donde estaban los principales campos de concentración y de exterminio― durante seis largos años. Este infame general se opuso al traslado inmediato de los 30.000 gitanos alemanes al campo de Auschwitz porque quería que primero fueran los judíos alemanes los que fueran deportados. Pero al final tuvo el merecido castigo que se merecía. Cuando los soldados soviéticos comenzaron la ofensiva a través del rio Vístula, salió huyendo de Polonia y pocos meses después le apresaron los soldados norteamericanos. Le procesaron en los Juicios de Nuremberg por ser uno de los diseñadores del Holocausto y se le encontró culpable de Crímenes de Guerra y de Crímenes contra la Humanidad. Fue condenado a morir en la horca y colgado por el cuello el 16 de octubre de 1946.

Seguimos con el discurrir de los acontecimientos. Una vez decidido que no era posible trasladar de forma inmediata a los 30.000 gitanos alemanes a los campos de concentración establecidos en Polonia, el 17 de octubre de 1939, Adolf Eichmann recomendó que la “Cuestión Gitana” se solucionara a la vez que la “Cuestión Judía”. Heinrich Himmler firmó una orden enviando a los gitanos de Alemania a Auschwitz para lo cual se emitió un decreto que prohibía a los gitanos abandonar sus lugares de residencia. Con esto, la mayoría de los historiadores coinciden en afirmar que la “Solución Final de la Cuestión Gitana” había empezado.

El 27 de abril de 1940, el comandante en jefe de las SS, el mismísimo genocida HeinrichHimmler, ordenó la deportación de 2.500 gitanos a los territorios polacos ocupados. La orden se cumplió unos días más tarde y el 16 de mayo de 1940 fueron llevados a Auschwitz. Ninguno sobrevivió.

Como todas las ratas cobardes de alcantarilla, este asesino que estuvo al frente de todos los campos de concentración y exterminio del régimen nazi, que fue fundador de las SS y de la Gestapo, responsable junto a Hitler de la muerte de cinco millones de judíos y medio millón de gitanos, huyó en cuento las tropas aliadas se aproximaron a su guarida. Fue detenido y se hicieron cargo de él los soldados británicos. El 23 de mayo de 1945 se suicidó. Su alma está desde entonces ardiendo en las profundidades del Infierno.

 

16 de mayo de 1944

En el mes de mayo de 1944 los alemanes decidieron liquidar el campo de exterminio que congregaba en Auschwitz-Birkenau unos seis mil gitanos, adultos, ancianos y niños. Ya no les eran rentables para los trabajos forzados que hacían los que aun les quedaban algo de fuerzas y los niños ya no les eran necesarios al Dr. Joseph Menguele para realizar con ellos los más terribles experimentos. Por otra parte, el lugar del campo reservado a las familias gitanas estaba plagado de epidemias y enfermedades mortales. El tifus, sobre todo, la disentería y la viruela hicieron estragos.  Ante este panorama, el mismísimo Heinrich Himmler, comandante supremo de las terroríficas SS, dio orden de que los mataran a todos en un solo día.

Pero ocurrió que el director del Campo Gitano, “Zigeunelager” como se le denominaba en alemán, era un miembro de la Waffen-SS llamado Georg Bonigut. Había sido nombrado en abril de 1944, es decir, un mes antes de que se diera la orden de acabar con todas las familias gitanas. Suponemos que debió sentir un impulso de compasión por lo que en la noche del 15 de mayo se lo dijo a Tadeusz Joachimowski que era un preso político que ejercía de escribano o “trabajador administrativo” del campo gitano. “La cosa en el área de los gitanos se pondrá pesada; hay una orden para liquidarlos.”  Joachimowski no dudó en comunicarlo a dos prisioneros quienes corrieron la voz sigilosamente a la mayoría de ellos. “Mañana vendrán a por nosotros y moriremos todos”. La estimación oficial indica que en ese momento había en el campo de Auschwitz unos 6.000 gitanos.

Pero resulta que cuando las temibles SS fueron a llevarse a las familias gitanas, éstas ya estaban preparadas para impedirlo y se atrincheraron. Uno de los participantes en el levantamiento, Willi Ernst, superviviente de aquel momento, recordó que “nuestro líder del barracón nos advirtió de que seríamos gaseados al día siguiente, por lo que todos y todas nos armamos como pudimos. Yo mismo tenía un cuchillo, otros tenían herramientas de trabajo y otros incluso con piedras. No fuimos a la cámara sin luchar”

Lo que sucedió la noche del 16 de mayo de 1944 lo relató después el propio Joachimowski: “Ese día, cerca de las 19:00 horas, escuché el gong que anunciaba el bloqueo del campo. Hasta el sector de los gitanos llegaron vehículos de los que descendieron entre 50 y 60 hombres de las SS armados con metralletas. Algunos de ellos entraron a las barracas y al grito de ‘¡Vamos! ¡Vamos!’ les ordenaron salir”. Pero esa noche nadie salió. Según el testigo, dentro de las barracas reinó un silencio absoluto y los miles de hombres, mujeres y niños que ahí habitaban se atrincheraron, negándose rotundamente a abandonarlas. Muchos habían logrado armarse con cuchillos, palancas y piedras. Estaban decididos.

El testimonio de Joachimowski continúa: “Después de un rato, escuché el silbido que ordenaba a los hombres que rodeaban las barracas retirarse. Volvieron a sus vehículos y se marcharon. El día siguiente, Bonigut vino a mí y me dijo: ‘Por ahora los gitanos están a salvo’. Fue así que el primer intento de liquidarlos fracasó”.

La escritora Yetlaneci Alcaraz nos proporciona un valioso testimonio de lo que ocurrió aquel 16 de mayo de 1944. Con piedras, ―ha escrito― palos y a golpes de madera, los gitanos y las gitanas lograron lo imposible: que las SS, impotentes ante esta oposición inesperada, se retiraran.  Gracias a su resistencia, pudieron salvar sus vidas durante un día más. Gracias a su levantamiento, consiguieron posponer el asesinato de los allí presentes. Incluso en momentos sin esperanza, no se rindieron sin luchar hasta el final.

El día 16 de mayo, por partida doble, es el día de la Resistencia Gitana.

Con lágrimas en los ojos y el corazón encogido al adivinar tanto sufrimiento de seres inocentes, hoy levantamos la voz para gritar por ellos ¡Naís, naís! (Gracias, gracias) ¡Opre rromá! (viva los gitanos)

Juan de Dios Ramírez-Heredia Montoya
Abogado y periodista

Suscríbete a nuestra Newsletter

Únete a nuestra lista de suscriptores para estar informado y recibir nuestras últimas noticias, campañas y actualizaciones. 

Gracias por suscribirte!

Pin It on Pinterest

Share This