La Plataforma 8 de abril de Lleida ha logrado retirarle una calle al Marqués de la Ensenada y prepara denuncias colectivas por la segregación escolar

Los gitanos de Lleida están cambiando de chip. La joven Plataforma 8 de abril impulsa la reivindicación de visibilidad del colectivo y lucha contra el antigitanismo. Su primera gran victoria ha tardado menos de medio año: una placa homenaje en los porches de la Paeria de Lleida y el compromiso vía decreto por el que se le retirará el nombre a la calle Marqués de la Ensenada. 

Leer artículo completo: lavanguardia.com

Share This