Pastora Filigrana García abogada y activista por los Derechos Humanos. 
Pertenece a la Red Antidiscriminatoria Gitana (RAG) Rromani Pativ. 

Lo venimos diciendo: hablar de clase obrera sin la interseccionalidad del género y la raza beneficia a la ultraderecha. Y, por ahora, la ultraderecha europea va ganando. De tanto repetir el mantra “paremos la inmigración, aquí no cabemos todos”, una parte de la izquierda parece convencida de que la cuestión no es un invento, de que es real y hay que darle solución. Ya hay una izquierda que afirma sin complejos “nuestros obreros, primero”. 

Leer artículo completo: ctxt.es

Share This