El Pleno del Ayuntamiento de Alicante se sumó y aprobó por unanimidad una declaración institucional que rechaza y condena el antigitanismo del ministro de Interior italiano, Matteo Salvini.

Porque las barbaries no son dignas de gobiernos democráticos y las racializaciones de personas tienen que formar parte de la vergüenza del pasado de nuestra Europa Occidental . Un paso de esperanza.

DECLARACIÓN INSTITUCIONAL. Hoy ha sido muy emotivo Emilio Israel Cortés Santiago.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La semana pasada el ministro de Interior italiano Matteo Salvini, anunció que retomaría un plan para la elaboración de un censo de población gitana en Italia, añadiendo que “desgraciadamente a los gitanos italianos te los tienes que quedar en Italia”.

Tanto la medida propuesta como las declaraciones del ministro son absolutamente intolerables en el marco de derechos y libertades que establece la Unión Europea y atenta contra los principios constitucionales de cualquier democracia moderna. No solo eso, sino que despiertan una profunda preocupación entre la ciudadanía, y en particular entre la población gitana, por su carga racista y su incitación al odio, que podría provocar conflictos sociales e incluso episodios de violencia.

Por este motivo, se han convocado movilizaciones en numerosas ciudades de España para expresar el rechazo a la decisión del ministro y reclamar una respuesta contundente por parte de la instituciones europeas frente al racismo institucional y el antigitanismo.

En apoyo a la comunidad gitana y en base a las señas de identidad de esta corporación, siempre solidaria con los más vulnerables y decididamente intolerante con las conductas racistas o xenófobas, proponemos al Pleno de este Ayuntamiento los siguientes:

ACUERDOS

1.- Expresar nuestro profundo rechazo a cualquier expresión de racismo que atente contra las libertades y derechos de las personas.

2.- Ratificar nuestro apoyo y compromiso con la comunidad gitana, en particular con la comunidad gitana de Alicante, en su lucha contra el antigitanismo.

3.- Exigir una respuesta contundente por parte de las instituciones europeas ante las declaraciones del ministro italiano Matteo Salvini así como la urgente adopción de medidas para contener y erradicar el emergente racismo institucional en Europa.

4.- Dar traslado de estos acuerdos a las autoridades competentes en e

Share This